DESTACADOS

Cannabis medicinal, opción que enfrenta a pacientes y autoridades

 

Panamá.- Familiares de pacientes con epilepsia son quienes han tomado la batuta en la lucha para la aprobación de la ley en la Asamblea Nacional. Las autoridades de Salud no están de acuerdo.

Una alternativa de salud comprobada en otros países, como el uso del cannabis medicinal, enfrenta a familiares y pacientes con las autoridades de Salud que se oponen a la propuesta que reposa en la Asamblea.'

Cifra
703 estudios sobre el cannabis,  como medicamento alternativo.
El proyecto, prohijado el 23 de enero, todavía no ha sido discutido en primer debate.

"Cuando a tu hijo le dan 40 convulsiones, 50, 20, 10, 400, se busca cualquier alternativa que no atente contra su salud", confesó la empresaria, locutora y presentadora de televisión Erika Nota.

Su hijo, de 3 años de edad, sufre de una condición llamada Lennox-Gastaut (LGS), que se caracteriza por convulsiones frecuentes y diversas; a menudo se acompaña de discapacidad intelectual y problemas conductuales.

Nota dice estar a favor de la aprobación del proyecto. "Una de las alternativas que se me presentó en el extranjero fue el uso del cannabis medicinal en Estados Unidos, y eso ha ayudado al control de las convulsiones", confesó.

Este tratamiento, en conjunto con medicamentos y una alimentación cetogénica, ha logrado que su hijo tenga más contacto con la realidad, desde hace poco más de un año.

Así como Erika Nota y su hijo esperan que las autoridades dejen de lado la política y se centren en el bienestar del país, también está Ericka Stall, doctora en medicina alternativa.

"El producto para los niños viene en aceite. Se pelea por algo medicinal, no recreativo", manifestó.

Funciona en niños, y también los adultos tienen los mismos beneficios.

Se puede aplicar para el tratamiento de 100 enfermedades, tales como alzhéimer, párkinson, epilepsia y convulsiones, artritis, inflamación, espasmos musculares, lesiones medulares, cáncer, insomnio, migraña y calambres.

Además de la ansiedad, bipolaridad, depresión, estrés postrauma, anorexia, náuseas, pérdida de apetito, diabetes, fatiga, VIH-sida, entre otros.

El médico investigador, Avi Cohen, asegura que la iniciativa hay que aprobarla, y de paso crear un cultivo en Panamá para abaratar gastos.

"Nosotros no estamos buscando incentivar el consumo recreativo de esta planta, esto es medicinal", sostuvo el médico.

 

 

 

Realidad
Nota asegura que el cannabis la ha ayudado al control de las convulsiones de su hijo y quiere luchar para que muchas personas más tengan este beneficio.

"Si esta alternativa la tiene el mundo entero y la Organización Mundial de la Salud decretó que no era adictivo, qué nos impide aprobarlo y hacerlo un proyecto país", puntualizó Nota.

Tanto Avid como Nota concuerdan que en Panamá hay falta de educación y se tiende a juzgar sin tener bases y conocimiento científico.

Tras darse una receta para utilizar el cannabis medicinal, la persona que lo use no tendría ataques de euforia y alucinaciones, sino alivio a sus dolores y molestias.

Zunilda Moreno, paciente con desgaste crónico en rodillas y huesos, pide a las autoridades que se dejen de pensar en sus bolsillos y cómo será la venta o el cultivo y que piensen en los pacientes, ya que se han quedado sin opciones.

 

Fuente: http://www.panamaamerica.com.pa/

Suscríbete

ESPE Foundation © 2017. All Rights Reserved. Powered by JJT Comm.

El uso de este sitio constituye la aceptación de sus Términos de Uso y su Política de Privacidad

Utilizamos cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso Disclaimer